Posters del trabajo parcial de Elección III

por Eric Magar

El trabajo parcial del curso consistió en analizar cómo hubiera sido la reciente formación de gobierno en el Reino Unido en un escenario imaginario pero probable. Pedí a los alumnos que sintetizaran su argumento y lo presentasen en formato de research poster para exponerlo en el pasillo del departamento.

Para el análisis, los alumnos debieron echar mano del modelo de formación de gobiernos de Laver y Shepsle (1989). El escenario imaginario de todos los trabajos fue el de un hung Parliament que pronosticaron los sondeos de opinión previos a la elección general de mayo 2015.

Simulaciones de swing ratios (Linzer 2012) sostienen la verosimilitud de dicho escenario contrafactual: hubiera bastado restarle menos de 1% del voto nacional al partido Conservador para que ganara menos de la mitad de los escaños en la Cámara de los Comunes.

Pase a ver la exposición en el pasillo hasta el 23 de octubre y díganos sus impresiones — en particular, qué póster (o posters) le parecieron mejores. Note que número y título de cada uno aparece debajo de la foto.

¡Gracias!

ariMorales.pailEarle.benjaCastro.JPG

Figure 1: Distribución de carteras por Morales-Earle-Castro

enriqueMejia.jorgeIvanCamargo.JPG

Figure 2: ¿Qué hubiera pasado? por Mejía-Silva-Camargo

manolaOses.andreaGarcia.pierreCilveti.JPG

Figure 3: Elecciones Reino Unido 2015 por Oses-García-Cilveti

marianaGlez.alejGrimaldi.jmMtz.JPG

Figure 4: De cambios marginales y escenarios alternos por González-Grimaldi-Martínez

maribelRivacoba.samuelGlez.estefBautista.JPG

Figure 5: El hubiera sí existe por Ribacova-González-Bautista

melisaCardenas.anaLauraEspinosa.humbertoTrejo.JPG

Figure 6: The Good, the Bad, and the Winner por Cárdenas-Espinosa-Trejo

paolaLpzY.santiagoIsusi.zabelRevuelta3.jpg

Figure 7: La formación de gobiernos según LyS por López-Isusi-Revuelta

sebastianGuevara.isabelMejia.paulaSantoyo.JPG

Figure 8: Resultados de la elección general en RU por Guevara-Mejía-Santoyo

veronicaNavarrete.brendaMorales.axelJauregui.JPG

Figure 9: Predicción de la formación de coalición por Navarrete-Morales-Jáuregui

arianMontiel.mexicoVergara.RafaLopez.JPG

Figure 10: Coaliciones alternativas en el Parlamento británico por Montiel-Vergara-López

victorTamayo.JPG

Figure 11: Modelo de gobierno de coalición por Tamayo

 

Anuncios

El financiamiento público a partidos políticos en democracias pobres

La ciencia política ha estudiado bien el efecto que tienen diversas variables sobre la duración de los regímenes políticos. Algunas de las variables que tienen un efecto positivo en la duración de la democracia son el desarrollo humano (Gerring, Thacker y Alfaro 2011), el capital humano (Baum y Lake 2003), o algunas características de la democracia como cambios de gobernante cada 5 años, pero no cambios en menos de dos años ya que esto produce inestabilidad política (Przeworski 1999).  Esta entrada discute un factor que ha recibido menos atención, el financiamiento público a los partidos. En particular, se abordará el efecto que tiene la existencia de financiamiento público en la supervivencia de las democracias pobres.

La teoría de la modernización supone que la democracia surge de forma endógena, ya Sigue leyendo

La relación entre votos y escaños en la democracia mexicana

por Eric Magar

Estimo efectos de mayoría y partidistas de la propuesta de redistritación cuya discusión se ha pospuesto hasta pasada la elección intermedia de 2015. Lo hago a partir de los resultados electorales de diputados federales 2006-2012 que aparecen en el diagrama que sigue. La aproximación tiene similitudes con, pero también diferencias de la de Márquez aquí. Los efectos de mayoría son enormes pero los partidistas negligibles.

resXedo20062012.png

Sigue leyendo

La propuesta de redistritación congelada

por Eric Magar

Esta entrada evalúa la propuesta de redistritación recién elaborada por el IFE, y cuya aprobación quedó pendiente. Buscaré efectos partidistas. Repito un ejercicio que ya ha hecho Márquez aquí, y que Cartográfica ha presentado con elocuencia aquí, porque los cambios estatales que presento servirán de insumo para estimar sesgos del plan distrital en la entrada siguiente. Dejo de lado los diputados plurinominales para centrar el análisis en los de mayoría.

Sigue leyendo

¿Cómo incidir en la agenda legislativa con sólo 4 diputados? (Pista: voltea a ver al partido mayoritario)

por Elena Mariscal

*Agradezco todo el apoyo e información brindada por Xiuh Tenorio durante la entrevista que le realicé para escribir el presente artículo.

 

La IV Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que sesionó entre 2006 y 2009, estuvo compuesta por 40 diputados electos por el principio de mayoría relativa en distritos uninominales y 26 mediante representación proporcional con listas plurinominales cerradas. La exitosa candidatura de López Obrador en el DF, quien competía por la presidencia en elección concurrente, ayudó para que el PRD obtuviera la mayoría en la ALDF, con 34 escaños ganados. Sin embargo, el partido mayoritario tuvo un comportamiento anómalo (según la teoría que discutiremos a continuación) que es digno de analizarse. Un partido relativamente pequeño, Nueva Alianza, supo aprovechar esta coyuntura. Esta es la historia de la legislación de espacios 100% libres de humo, iniciativa de Nueva Alianza que se aprobó en  el año 2008.

Sigue leyendo

Código para automatizar la obtención de datos usando R

por Isaura Espinosa de los Monteros

Esta entrada busca mostrar una manera de sistematizar la obtención de datos de internet, a través de un proceso mucho menos cansado y falible que el fastidioso proceso de copiar y pegar, celda por celda en Excel. La herramienta que se utilizará es R, no sólo porque dentro de sus ventajas está el hecho de que es gratis (lenguaje que puedes obtener ), sino porque es completamente programable, lo que brinda flexibilidad para realizar funciones especializadas. Los principales comandos que usaré para crear el código son gregexpr y gsub. Éstos serán útiles para identificar patrones dentro del texto que conforma el código fuente de la página de internet que contiene la información deseada, hacerles modificaciones pertinentes y extraerlos.

La aplicación que le daré a este proceso será la creación de una base de datos con la totalidad de proposiciones hechas por los diputados de la 59a legislatura (2003-06). Sigue leyendo

El efecto electoral de las cortes americanas

En México nadie ha mostrado ser particularmente sensible al desbalance poblacional de los distritos electorales. A nivel federal, las desviaciones del orden de 15 por ciento por encima o por debajo de la población promedio de los distritos son consideradas totalmente normales. A nivel subnacional, la situación es aún más grave. Por poner un ejemplo, en el estado de Sinaloa el distrito local más poblado es 13 veces mayor que el más despoblado. Le corresponde al poder judicial determinar si estos fenómenos son o no constitucionales.  Un vistazo a algunas disputas judiciales en casos de esta naturaleza en EE.UU quizá sirva de aliciente para que los partidos políticos mexicanos acudan a las cortes para atender esta clase de desequilibrios.

Las Cortes de Estados Unidos han tenido un amplio margen de decisión en materia electoral desde que en 1969 se rechazó la distritación del estado de Missouri. Es ese caso, los jueces consideraron inconstitucional una desproporción del 3.1% en la población de los distritos electorales. La redistritación revisada, que se usó para las elecciones de 1972, logró que los 163 representantes fueran electos en distritos con variación poblacional cercana al 1 por ciento. En comparación con estos márgenes de variación poblacional, los que México tolera en pleno 2013 son francamente enormes.

Es de peculiar atención el caso Karcher v. Dagget que escuchó la Suprema Corte en 1983 y cuyo desenlace fue el rechazo judicial del plan de redistritación para el estado de Nueva Jersey. La  variación poblacional de los distritos en este caso era menor al 1%. La Corte basó su fallo en dos argumentos.

El primero: se violaba el artículo 1 sección 2 de la Constitución de los Estados Unidos que establece que los electores deben poseer en cada Estado las condiciones necesarias para ejercer sus derechos. Segundo: las diferencias poblacionales entre distritos, si bien eran pequeñas, no  habían sido el resultado de un “esfuerzo de buena fe” para mantener la igualdad poblacional.

Parece una decisión rigorista de la Corte si se toman en cuenta los siguientes datos. El tamaño promedio de cada distrito de Nueva Jersey debía ser 526,059 habitantes. El distrito más grande estaba tan sólo 0.26% arriba del objetivo, con una población de 527,472 habitantes; el distrito más pequeño estaba 0.43% por debajo, con una población de 523,798 habitantes. La dispersión máxima entre poblaciones distritales era de sólo 0.69%, una pequeña fracción de lo que el IFE considera normal en la actualidad.

A criterio de los jueces, en el Estado de Nueva Jersey  los proponentes del nuevo plan no actuaron con buena fe porque logró comprobarse que era posible y fácil reducir la desviación máxima a 0.449% con los siguientes movimientos.

Al distrito cinco se le pudieron agregar Oakland y Franklin Lakes provenientes del distrito ocho, y Hillsdale, Woodcliff Lake y Norwood del distrito nueve. Al sexto distrito se le agregaba North Brunswick del séptimo distrito. Además, a este último se le agregaba Roosevelt proveniente del cuarto distrito, así como South Plainfield y Helmetta del distrito sexto. Si bien estos cambios reducían la varianza poblacional, también se argumentó que el plan distrital propuesto para Nueva Jersey no protegía los intereses de gente afroamericana que habitaba en los condados de Tranton y Camden.  Con base en las anteriores necesidades legítimas se justificó que en el estado de Nueva Jersey no se actuó de buena fe y de ahí, que se rechazará el plan distrital.

new jersey districts                               Fuente: New Jersey Reapportionment Commission.

La Corte estableció en la sentencia del caso de Nueva Jersey que toda variación de los distritos con respecto a la media estatal exige una sólida justificación. Un ejemplo de justificación de esta naturaleza es la preservación de la compacidad distrital. Otra es preservar las bases ideológicas que existen en determinadas zonas geográficas. Esto obedece a que se busca evitar conflictos civiles por cuestiones étnicas y raciales en las que podrían verse incluidos grupos opuestos dentro de un mismo distrito. Si bien en México se utilizan criterios similares, el IFE al momento de la redistritación tiende a valorarlos en mayor medida en comparación con la equidad poblacional, ya que esta última parece tomar importancia cuando se aprieta el algoritmo y se sobrepasa el 15 por ciento.

Gary Cox y Jonathan Katz estudiaron sistemáticamente el proceso de distritación federal de EE.UU. Uno de sus argumentos centrales es que es posible entender si dicho proceso favorece a un partido en detrimento de otro tomando en cuenta las reglas por las que se redistrita en EE.UU. así como las preferencias políticas de los actores involucrados en el proceso. Aunque hay importantes diferencias entre el proceso de redistritación de México y el de EE.UU., en algo sí son comunes: uno de los actores con poder para vetar un plan de redistritación son las cortes.

Tras el análisis anterior, sólo queda decir que si la Corte en EE.UU. ha revertido planes con diferencias menores al 1%, cómo es posible que en México los partidos políticos sigan permitiendo la redistritación federal del IFE con un margen legal decenas de veces mayor entre las poblaciones distritales. Ante la eminente creación del INE, es probable que una de las primeras tareas sea la redistritación federal. Aún se está a tiempo para que el debate se abra y los partidos hagan pública su potencial inconformidad ante las decisiones técnicas del actual IFE o del futuro INE.