El trabajo en comisión como herramienta de posicionamiento

por Alonso López y Elena Mariscal

El 13 de septiembre de 2012, los grupos parlamentarios del Revolucionario Institucional y del Verde Ecologista de México en el Senado, presentaron una iniciativa “para dotar de autonomía y modernizar el funcionamiento del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos” (clik aquí para ver la iniciativa de los senadores).

Los senadores tardaron casi todo el periodo ordinario (que va de septiembre a diciembre) en procesarla y enviaron la minuta el 20 de diciembre de 2012 a la Cámara de Diputados como parte del proceso legislativo. Destacan tres puntos de la minuta enviada por los senadores:

  1. Se le brinda independencia de los poderes federales al IFAI;

  2. Las resoluciones del IFAI serán definitivas y nadie podrá apelarlas; y

  3. Los partidos y sindicatos adquieren la obligación de informar acerca del uso de los recursos públicos que reciben.

En la Cámara de Diputados hubo un fuerte choque entre las bancadas del PRI y del PAN, de tal manera que no se logró ningún acuerdo en comisiones antes del final del segundo periodo ordinario de sesiones (febrero-abril). La discusión y aprobación del dictamen de la reforma se aplazó para el periodo extraordinario de sesiones.

El lunes 19 de agosto de 2013 las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, de Transparencia y Anticorrupción, y de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, votaron el dictamen en materia de transparencia. Contenía 22 reservas, propuestas en su mayoría por el PRD y el PRI. Había tensión en el ambiente: de no aprobarse antes del 30 de agosto, el dictamen se hubiese desechado completamente. El proyecto de decreto de los diputados contemplaba la autonomía constitucional al IFAI pero, al mismo tiempo, planteaba la renovación del órgano bajo las siguientes condiciones:

  1. Se incrementaría a siete el número de comisionados que conforman el órgano, estableciendo, además, la condición de que cuatro de ellos deberán ser abogados.

  2. Los partidos fueron excluidos como sujetos obligados, es decir, el IFE seguiría funcionando como última instancia en caso de negativa y no el IFAI. (*actualmente los partidos son considerados sujetos obligados indirectos, regulados al respecto por el IFE).

  3. El gobernador del Banco de México, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el titular de la Procuraduría General de la República, podrán interponer un recurso de revisión ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación cualquier decisión del IFAI que les ataña, cuando dichas resoluciones puedan poner en peligro la seguridad nacional, o la estabilidad económica o cuando se transgredan los derechos humanos.

La siguiente gráfica muestra la votación en lo general del dictamen de minuta en comisiones unidas en la Cámara de Diputados.

imagen entrada reforma IFAI

Fuente: Elaboración propia a partir  de Visión  Legislativa con información de  dictamen de comisiones publicado en  la Gaceta Parlamentaria  el 21 de agosto de 2013

Un punto a destacar de este dictamen es que el PRD se unió con el PRI para votar enmiendas a la ley que muchas Organizaciones de la Sociedad Civil tacharon como un “retroceso” (también se publicó en Reforma el 21 de agosto la nota con el título “Denuncia Instituto regresión”). La bancada del PRI hizo gala a su reputación de escepticismo, cuando no franca oposición, a la transparencia. La izquierda, en cambio, no tiene más razón aparente para estar de acuerdo que diferir de lo que Jesús Zambrano, presidente del PRD hubiera querido (click aquí para ver la nota donde les pide rectificar el sentido de su voto).

Es posible especular que el sentido del voto del PRI es una clara señal hacia el Ejecutivo Federal. Es decir, los diputados del PRI dan de qué hablar para tomar una posición y hacer ver que ellos son importantes para la aprobación de leyes y que el Congreso no va a ser un “mero trámite” para los deseos del presidente. Esto toma más importancia al entender que en el PRI existen dos grupos políticos principales: el del Presidente Peña Nieto y el del Coordinador Parlamentario en la Cámara de Diputados Manlio Fabio Beltrones. Este comportamiento por parte de la Cámara baja en comisiones podía ser anticipado por la rivalidad de ambos grupos dentro del Revolucionario Institucional. Sin embargo, en el pleno las cosas podrían cambiar—como, de hecho, fue el caso. Quizás el grupo de priístas cuyos nombres están en la tabla siguiente, pensaron dos veces su voto en el pleno. Era anticipable que en el pleno el propio PRI deshiciera las enmiendas en comisión y aceptara las reservas dado que el tema de transparencia adquirió relevancia nacional y el opinión pública a partir de que el presidente Peña Nieto lo presentara como parte de los acuerdo del Pacto por México (compromiso 84, dentro del apartado 4 en los acuerdos del Pacto por México).

IMAGEN 2

Fuente: Elaboración propia a partir del proyecto de decreto emanado de la discusión en Comisiones

El pleno tramitó el dictamen de la Ley de Transparencia el 23 de agosto. Hubo 418 votos a favor en lo general, 25 en contra y una abstención. Los votos en contra fueron de diputados de Movimiento Ciudadano y del PT.

En lo particular se obtuvieron 392 votos en pro, 40 votos en contra y 3 abstenciones al votar todas las reservas juntas. La reforma aprobada sugiere que el PRI cedió en algunos temas, el PAN aceptó votar a favor de algunos de los puntos a los que se opuso en comisiones. Quedó como sigue:

  1. Es el presidente propone y el Senado ratifica por mayoría calificada el nombramiento de los comisionados (antes los proponía también el Senado).

  2. Renovación de los cinco comisionados del IFAI (y otros dos nuevos), los Senadores pueden refrendar a los actuales en su puesto.

  3. Partidos y sindicatos sí son sujetos obligados de la ley de transparencia. Para solicitar la información deberán de acudir inicialmente al IFE, en caso de que se les niegue la misma, deberán acudir al IFAI.

  4. La única excepción que tiene el IFAI para brindar información es cuando se trate de temas de seguridad nacional.

De lo anterior podemos rescatar varios puntos. Los grupos afines a MORENA, es decir, los miembros de los partidos MC y PT mantuvieron su voto en contra de la Reforma tanto en comisión como en el pleno. Lo que resalta es que el Partido Acción Nacional mostró un cambio en el sentido de su voto. En comisión votó en contra de la Ley de Transparencia pero en el pleno se unió al PRI y PRD para aprobar la Reforma, tanto en lo general como en lo particular. Esto nos llama a recapitular que el IFAI, y toda el progreso en materia de transparencia, es uno de los grandes estandartes de las acciones del PAN. Ante ello, posicionarse en contra de una ley  (dictamen de comisiones en este caso), que atentaba contra lo que promovieron en sexenios anteriores era algo de suma importancia, aún cuando la Reforma estuviera ya pactada desde las pláticas del Pacto por México.

El caso muestra como las comisiones pueden ser una herramienta para el position taking, permitiéndole a algunos legisladores adoptar posicionamientos con valor electoral independientes del desenlace que, al final, alcanza la negociación de una ley. El análisis de la conducta tanto en comisión como en pleno descubre los juegos y señales que se manejan dentro del trabajo legislativo de nuestra joven democracia.

Anuncios

Deje una respuesta / Leave a Reply

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s