La propuesta de redistritación congelada

por Eric Magar

Esta entrada evalúa la propuesta de redistritación recién elaborada por el IFE, y cuya aprobación quedó pendiente. Buscaré efectos partidistas. Repito un ejercicio que ya ha hecho Márquez aquí, y que Cartográfica ha presentado con elocuencia aquí, porque los cambios estatales que presento servirán de insumo para estimar sesgos del plan distrital en la entrada siguiente. Dejo de lado los diputados plurinominales para centrar el análisis en los de mayoría.

En comparación con los distritos “en vigor” usados en las elecciones federales de 2006, 2009 y 2012, la aprobación de los “propuestos” beneficiaría marginalmente al PRI y, por coalición, al PVEM, otorgándoles de 2 a 3 diputados por encima de los que, de hecho, ganaron; perjudicaría marginalmente al PAN, restándole de 2 a 4 triunfos; y dejaría a la coalición de izquierdas casi inafectada en promedio. Mostraré también que estos agregados nacionales encubren efectos distributivos sustanciales al interior de los estados, lo cual complica la evaluación del impacto partidista.

pan pri pri-c prd-c otros
estado d c d c d c d c d c
total 52 -2 52 +2 122 +1 71 3 -1
ags 2 -1 1 +1
bc 1 7
bcs 2
cam 1 1
coa 3 4
col 2
cps +1 9 +1 3 -1
cua 1 8
df 1 26 -3
dgo 4
gua 7 +2 7 -1
gue 9
hgo 7
jal 1 18 +1
mex 1 -1 31 +2 8
mic 6 2 4
mor 1 4
nay 3
nl 6 -2 6 +2
oax 1 -1 10
pue 4 1 11 -2 +1
que 2 +1 1 1
qui 2 1 +1
san 2 4 1
sin 2 6 -1
son 5 2
tab 6
tam 6 -1 2 +2
tla 1 2
ver 5 15 -1 1
yuc 1 4
zac 4

El cuadro de arriba reporta, bajo el rubro D, los distritos en vigor que los partidos o coaliciones ganaron, en total y por estado, en 2012. Separo lo que el PRI ganó solo de lo que obtuvo en coalición con los verdes. Conté las victorias de nuevo, a partir de las secciones electorales, usando los distritos propuestos y reporto el cambio, de haberlo, bajo el rubro C. Este contrafactual ofrece perspectiva para evaluar efectos partidistas de la redistritación. Repetir las cuentas con las votaciones de 2006 y 2009 dará elementos para ver cuán generales son los efectos observados.

Los efectos distributivos aparentan ser menores desde la óptica agregada (reportada en el primer renglón). En 2012 el PAN habría ganado dos diputados menos, 50 en vez de los 52 que de hecho ganó; el PRI, solo o en coalición, tre diputados más, 177 en vez de 174; y la coalición de izquierda habría quedado tablas. Tres diputados no alcanzan ni uno por ciento del total cameral. Pero contrastándolos con eventos recientes cobran sustancia. Tres diputados equivalen a un tercio de lo que le falta a la coalición PRI-PVEM para alcanzar la mayoría absoluta en actual LXII Legislatura. Y hubiera bastado arrebatarle tres diputados al PRI en 2000 para que el PAN fuese la primera fuerza en la cámara. En un mundo de votantes volátiles y márgenes apretados, una diferencia tan chica puede tener consecuencias importantes.

Los cambios atribuibles a la redistritación cobran más dramatismo si se los mira más desagregados. El plan distrital propuesto redistribuye victorias en diecisiete estados. Como los positivos y negativos tienden a anularse, el agregado nacional encubre un buen grado de variación. Son quince en total las diputaciones que habrían cambiado de manos pasando de los distritos en vigor a los propuestos, cinco por ciento de los 300 de mayoría. El plan propuesto le habría dado al PAN dos diputados más que los siete que ganó en Guanajuato, uno a expensas de la coalición del PRI, otro porque el estado obtendría un distrito adicional por crecimiento demográfico. En Nuevo León, en cambio, el PRI en coalición habría contado con dos diputados más que los seis que ganó en 2012, ambos en detrimento del PAN.

pan pri-pvem prd-c
año d c d c d c
2006 134 -4 65 +3 101 +1
2009 71 187 +3 42 -3
2012 52 -2 174 +2 71

En el agregado, el PRI aparece como el beneficiario del plan distrital propuesto. Esto también habría sido cierto si en las elecciones de 2006 y 2009 se hubiesen usado los distritos propuestos. Los escenarios históricos recientes son reveladores porque en cada una de las tres elecciones federales uno de los partidos mayores ha tenido un desempeño muy por debajo de su potencial: el PRI en 2006, el PRD en 2009 y el PAN en 2012. Esto abona en favor de la generalizabilidad de la conclusión.

El nuevo regulador electoral ha optado por celebrar la elección intermedia de 2015 con los distritos en vigor. La falta de consenso para adoptar el plan propuesto pareciera tener un origen partidista.

Los contrafactuales de 2006 y 2009 aparecen abajo. Los datos y código para replicar pueden obtenerse aquí.

2009

pan pri pri-c prd otr
estado d c d c d c d c d c
tot 71 137 -4 50 +7 39 -3 3
ags 2 1
bc 8
bcs 2
cam 2
coa 7
col 1 1
cps 4 -1 4 +3 4 -1
cua 1 -1 8 +1
df 6 -1 1 17 -2 3
dgo 4
gua 13 +1 1
gue 6 2 1
hgo 6 1
jal 9 +3 7 -2 3
mex 2 8 -2 30 +3
mic 4 8
mor 5
nay 1 1 1
nl 5 -1 7 +1
oax 11 -1
pue +1 15 -2 1
que 1 3 +1
qui 1 2 +1
san 5 2
sin +1 8 -2
son 2 5
tab 4 2
tam 8 +1
tla 3
ver 4 -2 17 +1
yuc 5
zac 4

2006

pan pri-c prd-c
estado d c d c d c
total 134 -4 65 +3 101 +1
ags 3
bc 8
bcs 2
cam 2
coa 5 -1 2 +1
col 2
cps +1 7 5
cua 4 5
df 2 25 -3
dgo 1 +1 3 -1
gua 14 +1
gue 9
hgo 1 4 -1 2 +1
jal 18 +1 1
mex 11 6 -1 23 +2
mic 4 8
mor 2 -1 1 2 +1
nay 2 1
nl 7 -1 5 +1
oax 2 9 -1
pue 11 -1 5
que 4 +1
qui 2 1 +1
san 7
sin 2 6 -1
son 5 2
tab 6
tam 5 +1 3
tla 2 1
ver 11 -5 6 +4 4
yuc 4 -1 1 +1
zac 1 3
Anuncios

Deje una respuesta / Leave a Reply

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s