Acerca de Eric Magar

Enseño ciencia política en el ITAM

¿Cómo le fue al PRI en 2012?

por Eric Magar
(English version)

No tan bien como sugiere la victoria de su candidato presidencial, revela la inspección de datos agregados.

En primer lugar, no ganó la mayoría en la cámara de diputados que se daba por sentada. Muchos atribuyeron esto al diseño de boleta. Aunque el IFE estima en 1.6 millones los votos perdidos por esta razón, la historia es más compleja. El PRI tiene gran responsabilidad de ello.

Facilidad para votar por el PRI sin anular el voto congresional
                    Candidato a diputado PRI-PVEM común 
                           Sí               No
                   ------------------------------------
Mismo status       |   (1) fácil    |  (2) difícil    |
de coalición   Sí  |      33,504    |       19,923    |
en todos los       |----------------+------------------
distritos          |   (3) fácil    | (4) muy difícil |
del estado     No  |       5,673    |        7,429    |
                   ------------------------------------
Núm. de secciones         39,177            27,349

Combinar distritos con y sin coalición PRI-PVEM confundió a muchos. Para apoyar a los candidatos comunes de la coalición era válido cruzar el logotipo del PRI, el del PVEM o ambos. No lo era en los 101 distritos de 19 estados donde los partidos que han hecho mancuerna en todas las elecciones federales desde 2003 no postularon candidato común. Los simpatizantes en distritos sin coalición recibieron señales contradictorias del modo correcto de votar, especialmente en los siete estados donde PRI y PVEM postularon candidatos comunes en algunos distritos mas no en otros (vea la celda 4 de la matriz).

Sigue leyendo

Anuncios

El apportionment y la óptica partidista

por Eric Magar

La estadística aplicada puede enriquecer el debate político. El apportionment no es la excepción. En esta entrada se elabora un simple estadístico que sintetiza el efecto de este importante componente de la redistritación para los partidos nacionales.

Desde octubre pasado, el dibujo de la redistritación se hizo prioridad en el Instituto Federal Electoral (IFE). La autoridad electoral actualmente prepara el nuevo mapa de los distritos federales del país. Con una década de nacimientos y decesos, arribos y partidas, los distritos han quedado desiguales en población. La redistritación conseguirá que los diputados federales electos por regla de mayoría vuelvan a tener, más o menos, el mismo número de representados.

Un vistazo al listado nominal de la elección del 1 de julio de 2012 ilustra bien el resorte que mueve al IFE. La lista nominal incluye a los ciudadanos inscritos en el padrón electoral que recibieron una credencial del IFE vigente—es decir, la totalidad de votantes potenciales. En ésta, aparecían 79,433,171 personas. Al dividir esta cifra entre 300 (el número de distritos de mayoría o uninominales) se obtiene la población que tendrían, en un mundo ideal, los distritos exactamente equipoblados: 264,777 ciudadanos.

Sigue leyendo