La relación entre votos y escaños en la democracia mexicana

por Eric Magar

Estimo efectos de mayoría y partidistas de la propuesta de redistritación cuya discusión se ha pospuesto hasta pasada la elección intermedia de 2015. Lo hago a partir de los resultados electorales de diputados federales 2006-2012 que aparecen en el diagrama que sigue. La aproximación tiene similitudes con, pero también diferencias de la de Márquez aquí. Los efectos de mayoría son enormes pero los partidistas negligibles.

resXedo20062012.png

Sigue leyendo

Anuncios

La propuesta de redistritación congelada

por Eric Magar

Esta entrada evalúa la propuesta de redistritación recién elaborada por el IFE, y cuya aprobación quedó pendiente. Buscaré efectos partidistas. Repito un ejercicio que ya ha hecho Márquez aquí, y que Cartográfica ha presentado con elocuencia aquí, porque los cambios estatales que presento servirán de insumo para estimar sesgos del plan distrital en la entrada siguiente. Dejo de lado los diputados plurinominales para centrar el análisis en los de mayoría.

Sigue leyendo

¿Cómo incidir en la agenda legislativa con sólo 4 diputados? (Pista: voltea a ver al partido mayoritario)

por Elena Mariscal

*Agradezco todo el apoyo e información brindada por Xiuh Tenorio durante la entrevista que le realicé para escribir el presente artículo.

 

La IV Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que sesionó entre 2006 y 2009, estuvo compuesta por 40 diputados electos por el principio de mayoría relativa en distritos uninominales y 26 mediante representación proporcional con listas plurinominales cerradas. La exitosa candidatura de López Obrador en el DF, quien competía por la presidencia en elección concurrente, ayudó para que el PRD obtuviera la mayoría en la ALDF, con 34 escaños ganados. Sin embargo, el partido mayoritario tuvo un comportamiento anómalo (según la teoría que discutiremos a continuación) que es digno de analizarse. Un partido relativamente pequeño, Nueva Alianza, supo aprovechar esta coyuntura. Esta es la historia de la legislación de espacios 100% libres de humo, iniciativa de Nueva Alianza que se aprobó en  el año 2008.

Sigue leyendo

El balance poblacional de los distritos federales 1991-2012

por Arturo Carrillo Lira

Como se ha discutido en entradas anteriores, la distribución poblacional existente en los 300 distritos federales que componen la cartografía electoral del país se ha caracterizado por la falta de equidad y gran dispersión entre los mismos, lo que puede derivarse en una violación al principio democrático de representatividad (“one man, one vote”).  Sin embargo, resulta oportuno preguntarnos cuál es la situación actual del país en comparación con años anteriores, es decir ¿cómo ha evolucionado el proceso de redistritación en términos de apportionment  durante las últimas décadas? Para responder a lo anterior, es necesario elaborar un análisis histórico de la composición distrital, de forma que logremos entender y evaluar la condición actual del país de manera contextualizada.   Image

La gráfica anterior muestra -de forma condensada- información relevante sobre la composición de los distritos federales desde el año 1991 hasta 2012, utilizando la lista nominal de electores como el valor poblacional de cada distrito. Sigue leyendo

El apportionment y la óptica partidista

por Eric Magar

La estadística aplicada puede enriquecer el debate político. El apportionment no es la excepción. En esta entrada se elabora un simple estadístico que sintetiza el efecto de este importante componente de la redistritación para los partidos nacionales.

Desde octubre pasado, el dibujo de la redistritación se hizo prioridad en el Instituto Federal Electoral (IFE). La autoridad electoral actualmente prepara el nuevo mapa de los distritos federales del país. Con una década de nacimientos y decesos, arribos y partidas, los distritos han quedado desiguales en población. La redistritación conseguirá que los diputados federales electos por regla de mayoría vuelvan a tener, más o menos, el mismo número de representados.

Un vistazo al listado nominal de la elección del 1 de julio de 2012 ilustra bien el resorte que mueve al IFE. La lista nominal incluye a los ciudadanos inscritos en el padrón electoral que recibieron una credencial del IFE vigente—es decir, la totalidad de votantes potenciales. En ésta, aparecían 79,433,171 personas. Al dividir esta cifra entre 300 (el número de distritos de mayoría o uninominales) se obtiene la población que tendrían, en un mundo ideal, los distritos exactamente equipoblados: 264,777 ciudadanos.

Sigue leyendo